Prensa y
Actividades
Web española de trasplantes

Descentralizar, eje en el éxito en los trasplantes

    Desde hace algunos años varios países vienen experimentando la eficacia del modelo español de trasplantes. En concreto, han puesto de manifiesto que la descentralización resulta clave para la mejora en el numero de donaciones. La figura del coordinador de trasplantes hospitalarios es la principal aportación española.

    El modelo español en la organización de los trasplantes triunfa fuera de nuestras fronteras. Así lo han hecho constar responsables de los programas de trasplantes de varios países en los que se a copiado total o parcialmente a España. Austria, Italia, Suecia Y Brasil han felicitado a España por la colaboración y ayuda prestada en la puesta en marcha de estos modelos durante la jornada sobre El modelo español de trasplantes y su proyección internacional, organizada por el Instituto de Bioética de la Fundación de Ciencias de la Salud.
    Hay un aspecto común que todos ellos han adaptado: el trabajo intrahospitalario. La presencia de un coordinador en los hospitales ha sido destacada como clave para la localización y adquisición de un mayor numero de donantes.
    "Hay grandes diferencias entre países, pero pero el problema principal es el mismo: la identificación de donantes junto con el consentimiento de los familiares. El objetivo ha sido descentralizar la organización a nivel local, por lo que hemos potenciado a los responsables en los hospitales. Se ha pasado de tener uno para tres hospitales a contar con ocho en los que se lleva a cabo el proyecto", ha señalado Lars Backman, director del órgano de donaciones sueco.
    Las responsabilidades de esta figura son similares en todos los países: incluye la educación y motivación de otros colegas, establecer pautas de actuación para la donación de órganos en ámbito local, identificar donantes potenciales, entrevistarse con sus familias, entre otros aspectos.

    Se puede mejorar

    Girolamo Sirchia, presidente del programa de trasplantes del norte de Italia, achaca la mejora en el numero de donaciones en su país, además de a la creación de una nueva normativa que establecía los criterios para la certificación de la muerte y al incremento del número de unidades de cuidados intensivos, a la implantación de coordinadores locales y regionales de trasplantes.
    "Creo que en el futuro se puede mejorar definiendo mas las responsabilidades del coordinador local; incentivándole por sus resultados; proporcionándole un presupuesto para motivar al personal del hospital; definir mejor el papel del coordinador regional, y proporcionar los recursos adecuados al centro coordinador", ha señalado.
    En su opinión, no es necesario que ese coordinador sea precisamente un médico intensivista, pero si que conozca el entramado organizativo y tenga capacidad para relacionarse con familias. En Suecia, por ejemplo, esta labor la realizan las enfermeras.
    En Australia, que ha experimentado grandes avances, la Agencia de Donación de Organos de Australia del Sur es similar a la española, "pero con la diferencia de que el papel del coordinador lo realiza el medico intensivista que trabaja en unidad de cuidados intensivos", ha señalado Geoffrey Dahlenburg, director de dicha agencia.

   UN CAMBIO PRODUCTIVO

    Datos relativos a la situación de los trasplantes en algunos países en los que se ha copiado el modelo español.

    Italia: En 1994 se creo el programa de trasplantes del Norte de Italia (NITp). Es una organización estatal que cubre un área de 18 millones de personas. Cuenta con 37 centros de trasplantes en 15 hospitales y un centro coordinador en Milán. desde su implantación ha crecido el numero de donaciones, pasando de una tasa de 15 por millón a 20 en el primer semestre se 1998.

   Australia del Sur: La Agencia de Donación de Organos de Australia del Sur se constituyo en 1996. Es similar a la ONT española. La tasa por millón de habitantes ha pasado de los 15.4 en 1997 a los 23.1. El numero de donantes ha crecido un 38 por ciento.

   Suecia: La tasa de donantes experimento un descenso en Suecia pasando de los 16 donantes por millón de habitantes en 1998 a 13 en 1997. En Octubre de 1997  se adapto el modelo español para la creación de un órgano de donación en una región del sureste del país. Los resultados han demostrado que la tasa ha aumentado de 8 donantes a 21 después de3l primer año del proyecto.