Prensa y
Actividades
Web española de trasplantes

Expertos internacionales califican de "milagro" el modelo español de trasplantes

   España mantiene el liderazgo mundial en numero de donaciones y trasplantes de órganos con una tasa de 31 donantes por millón de habitantes, cifra que supera en diez puntos a la de Estados Unidos. Pero este "milagro español" como han calificado expertos internacionales aun no ha tocado techo y en los próximos años se prevé que las donaciones aumenten un 15 por ciento.

     Desde la creación de la Organización de Trasplantes (ONT) en 1989, el modelo español ha conseguido aumentar paulatinamente las donaciones y trasplantes de órganos hasta conseguir las tasas mas elevadas del mundo. En nueve años. el numero de donantes ha pasado de 550 a 1.238, los trasplantes de riñón se han duplicado, los de hígado han pasado de 170 a casi 900 y los de corazón se han triplicado hasta alcanzar los 330. Pero, además, España se ha convertido en el único país que ha reducido las listas de espera por trasplante de riñón.
    La ONT espera que estas cifras no solo se mantengan, sino que aumenten en un 15 por ciento durante los próximos tres años. Estos datos tan esperanzadores se dieron a conocer ayer en la jornada " el modelo Español de trasplantes y su proyección internacional". En este encuentro, expertos internacionales como el doctor Mark Siegler, director del centro Maclean para la Etica Clínica Medica de la Universidad de Chicago, afirmaron que el sistema nacional de trasplantes es conocido en Estados Unidos como el "milagro español", un modelo de referencia que necesariamente deberá imitarse. Sin embargo, el reconocimiento de la comunidad científica internacional ha sido difícil de conseguir por la "leyenda negra" que ha rodeado "a un sistema desarrollado por un país del sur", según explicaron la Coordinadora Nacional de Trasplantes, Blanca Miranda y el director de Asistencia Primaria y Especializada, Rafael Matesanz. "En algunos foros se llegaron a decir falsedades como que las donaciones aumentaban en España porque el tratamiento de las Unidades de Cuidados Intensivos no era el adecuado o se permitía la extracción de órganos sin consentimiento", comentaron.